Trilingüe: ¿qué pasa cuando hablas varios idiomas?

Consejos
Febrero 12, 2021
By Eva Drago
Trilingual: What Happens When You Speak More Languages?

En algunas partes del mundo, siempre resulta fascinante conocer a gente que habla más de un idioma. Mientras que en otras es bastante común que la mayoría hable hasta dos o tres idiomas diferentes.

¿Pero hasta qué punto los idiomas forman parte de nosotros?

Hay bastantes sutilezas que pasan desapercibidas cuando alguien sólo habla un idioma. Pero cuando comenzamos a hablar más de uno, nos empezamos a dar cuenta de que muchas de las diferencias en el mundo están relacionadas con los idiomas, los cuales influyen significativamente en nuestras vidas.

Permíteme explicar lo que ocurre.

Diferentes idiomas significa diferentes maneras de vivir el mundo

Hagamos primero un repaso de todos los títulos lingüísticos que se atribuyen de acuerdo con el número de idiomas que uno habla.

Los más comunes se explican por sí mismos. Después, se complica un poco; puedes encontrar diferentes opiniones al respecto y un sinfín de sub-categorías, pero en general, se catalogan de esta manera:

  • Monolingüe: hablar un solo idioma.
  • Bilingüe: dos idiomas diferentes.
  • Trilingüe: tres idiomas diferentes.
  • Políglota: tres, cuatro o más idiomas.
  • Hiperpolíglota: más de seis idiomas.

Desgraciadamente, ser monolingüe es bastante común en el mundo angloparlante, dado que no existen incentivos ni suele requerirse aprender otro idioma.

¿Pero qué ocurre cuando se pasa de la vida monolingüe a la trilingüe o incluso a hablar más de tres idiomas?

Unfortunately

El efecto camaleón: cuando uno "cambia" según el idioma que habla

Hay una cosa peculiar que ocurre cuando se empieza a conocer íntimamente dos o más idiomas. De cierto modo, se siente como alcanzar un nivel de acreditación especial para la vida, aunque tal vez no como espía.

De hecho, es como si abrieras una puerta dentro de tu cerebro que no sabías que existía.

Muchos multilingües dicen a menudo que se comportan e incluso se expresan de forma diferente cuando cambian de idioma.

A mí me ha ocurrido y creo que mi forma de abordar una conversación cambia si esta es en alemán, español o inglés.

Pero no necesariamente como para que mi personalidad cambie, como he oído decir a otros multilingües.

Un trilingüe lo explica bastante bien:

"Cuando hablo en inglés, francés o alemán con mi hermana, mi personalidad no cambia. Sin embargo, dependiendo del lugar en el que nos encontremos, nuestro comportamiento puede adaptarse a la situación en la que estemos."

Hay casos en los que la gente dice que se siente más tímida y pensativa en un idioma en vez de sentirse extrovertida y atrevida como en otro idioma. Diferentes idiomas invitan a comportamientos diferentes, pero también creo que tiene que ver con qué tan cómodo te sientes con el idioma.

Por ejemplo, si no dominas el francés pero dominas el alemán, es seguro que serás más extrovertido en alemán la mayoría del tiempo –asumiendo que este es uno de los principales rasgos de tu personalidad cuando hablas en tu lengua materna.

¿Quizás reconozcas una experiencia similar? ¿O tal vez tengas curiosidad por saber cómo ocurre esto?

Hay un cambio específico que se produce en tu personalidad cuando pasas de ser monolingüe a ser bilingüe, trilingüe o políglota. Este efecto es conocido como el "efecto camaleón".

Cambias, te adaptas e interactúas en conversaciones dependiendo de con quién estás hablando.

Lo obvio es que puedes cambiar entre los idiomas que conoces como un camaleón, y lo puedes hacer instantáneamente durante conversaciones, de la misma manera que lo hace un intérprete.

Pero también ocurre algo a un nivel más profundo.

No se trata simplemente de presumir tu "catálogo de idiomas" (aunque bueno, tal vez un poco). Más bien buscas la mejor manera de explicar algo, la forma más auténtica de expresarte. Cada idioma ofrece nuevas opciones y formas diferentes de explicar un concepto que a veces es damos por sentado que es el mismo en diversas lenguas.

Tu cerebro cambia comparado al de una persona monolingüe.

¿Le has pedido alguna vez a alguien que habla varios idiomas que te explique el significado de un proverbio? Normalmente la persona reflexiona sobre cómo explicarlo o traducirlo, y normalmente se le ocurren diferentes opciones en cada idioma, creando más confusión que antes de que preguntaras.

No me sorprendería que te haya pasado esto.

Suelo divertirme al discutir proverbios y frases con personas que hablan varios idiomas.

Una vez hablé con un compañero multilingüe de Dinamarca que intentaba explicar un proverbio danés.

Lo escribió en papel: "hastværk er lastværk". Me dijo que significa algo como "no te precipites". En ese momento, no pude evitar reír y añadir unos cuantos chistes malos relacionados con El Señor de los Anillos.

La cuestión es que no pudo compartir el significado y la comprensión profunda que yo habría tenido de la expresión si hablara en danés.

o más cercano que llegamos a una buena traducción fue: "El trabajo rápido produce trabajo de mala calidad". Hasta el día de hoy no estoy seguro del significado exacto.

Por ejemplo, intenta explicar el proverbio inglés de “A drowning man will clutch at a straw”, literalmente "un hombre que se ahoga se agarra a una paja", a un hablante no nativo de inglés.

Incluso el significado de las mismas palabras puede ser diferente en los dos idiomas, dado que tenemos una comprensión y emociones diferentes relacionadas con esas palabras.

Es posible que no te des cuenta de esto en tu vida diaria, pero

You might not realize

a medida que vas dominando más idiomas, descubres que cada uno de ellos entraña percepciones muy diferentes.

Te explico.

La científica cognitiva Lera Boroditsky explica que cuando los sustantivos son femeninos o masculinos en diferentes idiomas, las personas cambian la manera en que describen esas mismas palabras.

La luna, "Der Mond", es masculina en alemán, mientras que esa palabra es femenina en español: "la luna".

Lo contrario ocurre con el sol, "Die Sonne", que es femenino en alemán.

Esto no es tan extraño por sí mismo, ¿cierto?

Pero en realidad es común que los hispanohablantes atribuyan características consideradas como femeninas a una palabra como "la luna", mientras que los germanohablantes le atribuyen características más masculinas.

Esto también se puede ver en la forma en que ambos idiomas describen los ríos. Los ríos son usualmente masculinos en español y femeninos en alemán.

Por ello, los ríos tienden a describirse como enormes o fuertes en español, por ejemplo "Río Grande", mientras que en alemán los términos son más elegantes y hermosos, como "Schönen Donau".

Boroditsky va aún más lejos cuando describe cómo experimentamos eventos tan cotidianos como cuando alguien rompe algo por accidente. En inglés, decimos que "él" o "ella" lo hizo, incluso si fue un accidente. Mientras que en español no se asigna la culpa a nadie, sino que simplemente se dice que "se rompió".

Piensa en algo banal como el desayuno. En Francia, el desayuno suele ser un croissant u otro tipo de pastelería y un café rápido. Eso es todo. "Petit déjeuner" – literalmente, el pequeño almuerzo. Prácticamente la comida menos importante del día.

En cambio, "Ich früstucke", en alemán, significa literalmente "estoy desayunando". No se trata sólo de comer, la forma en la que se expresa la acción le da el peso de un evento importante. El lenguaje determina este comportamiento.

Hagamos un experimento rápido.

Si te pidieran que mostraras cinco fotos de diferentes momentos de tu vida, ¿las organizarías de joven a viejo o de viejo a joven?

A través de tu respuesta, piensa en cómo leemos en cada idioma. Por ejemplo, el inglés se lee de izquierda a derecha, mientras que el japonés suele leerse de derecha a izquierda.

Cada idioma es completamente intuitivo para quien lo domina, y al mismo tiempo navegamos con una serie de suposiciones diferentes, a veces opuestas, sobre la realidad.

Hay muchos otros ejemplos de cómo decidimos el "significado" y experimentamos el mundo que nos rodea en función a la lengua que hablamos.

La cuestión es que la lengua influye en cómo pensamos las palabras y los acontecimientos sin que ni siquiera nos demos cuenta de ello. Incluso el tiempo y el espacio pueden percibirse de forma diferente y, por lo tanto, también tu opinión y tus emociones cuando ves el mundo a través de las gafas que crean los diferentes idiomas.

Hablar diferentes idiomas crea ventajas únicas

Siempre que experimento el "efecto camaleón" o me doy cuenta de que un idioma tiene prioridad sobre otro (especialmente cuando leo libros en su idioma original), sucede porque también estoy cambiando entre diferentes culturas y la historia del pueblo que ha formado ese idioma y viceversa.

Toda esta diversidad en el mundo es precisamente donde el conocimiento de hablar varios idiomas te da ventaja.

Puedes absorber la forma de vida de la fuente original sin perderte en la traduccióPuedes absorber la forma de vida de la fuente original sin perderte en la traducción.

La forma de hablar es diferente, el humor es diferente, lo que se considera cortés u ofensivo es diferente, incluso la comida, lo que comemos, la forma en que la comemos y por qué, son diferentes en distintos idiomas.

Yo diría que no se puede apreciar toda esta diversidad antes de desarrollar una comprensión plena hablando el idioma en cuestión. Pero cuando lo haces, es como si ya no vivieras en el mismo mundo.

El famoso hiperpolíglota Richard Simcott dijo: "Me parece casi extraño decir ahora que sólo soy británico".

It seems almost odd for me to talk about being just British now.

Es un acceso único a otras culturas.

Si estás pensando en aprender un nuevo idioma, supongo que es porque quieres salir y utilizarlo. Tal vez cuando viajes a otros países o incluso cuando te mudes allí por un tiempo. Créeme, eso es toda una aventura en la que el idioma te abrirá un nuevo mundo que jamás habrías imaginado.

A medida que hablas más idiomas, tus amigos podrían ser cada vez más de diferentes países y orígenes, porque el idioma suele ser el obstáculo para conocer a la gente local "de verdad" y aprender sobre su forma de vida (mientras, obviamente, te burlas de los estereotipos de los demás).

Cuando sabes algo sobre el país o la cultura de la otra persona, estableces conexiones instantáneas.

Es entonces cuando conocerás las joyas ocultas que no podrás encontrar durante las visitas turísticas guiadas, verás lugares y vivirás aspectos de las ciudades a los que nunca habrías tenido acceso.

Incluso te invitarán a las casas de los locales para comer y pasar un buen rato (sí, esto puede ocurrir).

Piénsalo, hablar en la lengua materna de alguien hace que esa persona se abra de forma natural y da una impresión positiva de ti, la cual te sitúa por delante de la mayoría de las personas (turistas) que visitan ese país.

Muestra que estás realmente interesado en comprender no sólo a esa persona, sino también su forma de vida. Y las conversaciones que tendrás y la manera en que conocerás a la gente en su lengua materna son incomparables.

¿Has hablado alguna vez con un extranjero en su idioma materno?

Lo que ocurre la mayoría de las veces es que ellos se iluminan como si fuera el día de Navidad. ¿Por qué no lo harían?

Al fin y al cabo, la imitación es la forma más sincera de halagar... o algo así escribió Oscar Wilde.

Una cosa que he descubierto es que hablar con alguien en inglés, es (muchas veces) comunicación por pura necesidad, pero hablar con alguien en su lengua materna le habla al alma y nos lleva más lejos.

What happens

Hablar otros idiomas podría desbloquear nuevas partes de tu vida

Puede que decidas vivir, estudiar o trabajar en otro país, empezar a tener citas románticas con gente que no habla tu lengua materna y acabar casándote con alguien de otro país.

Tal vez suene exagerado, pero si tomas en cuenta la manera en que un idioma abre tu perspectiva del mundo, tampoco es improbable.

La gente tiende a abrirse a nuevas formas de ver las cosas, como el ejemplo de Boroditsky, pero también te vuelves más indulgente y comprensivo porque sabes cómo navegar las diferencias y es más probable que ganes empatía.

Al igual que abre oportunidades, la lengua es también una forma lírica de exponerse al mundo.

Hay una cierta cadencia y un orden en el que aparecen las palabras que tienen el poder de disparar todas las emociones que somos capaces de experimentar. Puede entristecernos, enfadarnos, crear curiosidad, emocionarnos o hacernos reír a carcajadas.

Just like it opens up opportunities

Lo que nos lleva a las conversaciones multilingües

Una de las cosas más interesantes y extrañas que ocurren de vez en cuando es cuando escuchas, posiblemente a escondidas, conversaciones de personas que no esperan que tengas la menor idea de lo que están hablando

Cuando la gente asume que no hablas su idioma, tendrán alguna conversación bastante privada a tu lado. A veces horripilante, como te mostrará esta sección de Quora.

También invita a hablar en "código", mezclando varios idiomas. A veces necesitas salir de una situación difícil, tal vez quieres tener una conversación más privada en público – aunque de nuevo, cuidado con esto– y a veces es simplemente divertido confundir a otras personas que no te entienden.

Necesitas la actitud adecuada para ser trilingüe o políglota

Lo importante si quieres hablar varios idiomas es que tienes que estar de acuerdo en que esto añade otra dimensión a tu vida. Un cambio inestimable en tu forma de vivir y de pensar.

Por supuesto, este tipo de acceso al mundo requiere un esfuerzo, aunque puedes hacer que el proceso sea más sencillo.

Hay un dicho popular en inglés: “No pain, no gain”, literalmente en español "si no hay dolor, no hay beneficio".

Si lo dices en alemán es "Ohne Fleiß kein Preis", pero el significado real en alemán es más bien "sin diligencia no hay precio". Sí, aquí te estoy invitando a recordar todos los estereotipos sobre los alemanes.

Pero es importante mencionar que una cierta diligencia es necesaria para aprender cualquier idioma hasta dominarlo.

Si nos fijamos en algunos de los hiperpolíglotas, todos comparten más o menos una forma similar de ver el idioma.

Así como Richard Simcott se siente vinculado a más culturas fuera de la británica por hablar varios idiomas, Benny Lewis considera que la vida en un solo idioma es limitada.

Olly Richards cree que es la experiencia más increíble que se puede añadir a una vida y que el idioma consiste esencialmente en mejorar y cambiar tu vida al comunicarte con otras personas.

La políglota Susanna Zaraysky también ve los idiomas como una forma única de abrir su visión del mundo y dice que "ha desarrollado una comprensión más profunda de la vida en otros países que la mayoría de los viajeros que sólo hablan con angloparlantes".

Hay muchos ejemplos similares por todas partes, y lo común parece ser que una vez que empiezas a beber de la fuente de los idiomas, empiezas a interesarte más por otras culturas.

Puede que no sea tu objetivo en la vida, pero los bilingües, trilingües y multilingües empiezan a valorar intrínsecamente una conexión más profunda con la gente de todo el mundo.

Si estás aquí para aprender otro idioma, este impulso de salir y conocer gente nueva que tiene formas de vida muy diferentes a las tuyas es imprescindible.

different ways

¿No sería mejor que todos nos quedáramos en nuestras burbujas lingüísticas?

Claro, puede que sea suficiente para algunos.

Pero hay muchas más cosas en la vida fuera de esa burbuja que no descubriríamos.

Así que si quieres iniciar el viaje que ha marcado la vida de muchos otros, incluyéndome a mí, de maneras que de otra forma no habrían sido, entonces nunca es demasiado tarde para aprender un nuevo idioma, y quién sabe si te gustará tanto que te llevará a lugares inimaginables.

Si no estás seguro sobre qué idioma deberías aprender, aquí tienes un par de cosas para decidir cuál es el más adecuado para ti.

O puedes ir directamente y empezar tu aventura con Beelinguapp a través de un audiolibro que te permita leer a tu ritmo con una auténtica pronunciación nativa desde tus auriculares.

Aprende un nuevo idioma

Entradas relacionadas